Home / Sin categorizar / La adaptación en infantil: Clases III, IV y V

 

Una vez instalados en mitad del mes de octubre, los alumnos de la III continúan en periodo de adaptación. Han conocido nuevos espacios, nuevas rutinas, nuevos compañeros y nuevas señoritas, demasiadas novedades para ellos. Da gusto ver cómo en tan poco tiempo han aprendido tantas cosas: se desplazan con autonomía por los diferentes espacios, juegan en el recreo con confianza y van confiando en otros niños con los que comparten todas estas experiencias.

La incorporación de los niños de la IV en el Colegio es muy emocionante. Ya conocen el entorno y guardan buenas sensaciones, así que, desde el principio, llegan con muchas ganas de contar su verano y volver a encontrarse con sus compañeros. Aunque sus lugares de referencia siguen siendo los mismos, hay otros que cambian, por lo que necesitan un tiempo para hacerlos suyos. Se enfrentan a importantes novedades: nuevos maestros, nuevos lugares de paso, largos paseos por el Colegio y otras responsabilidades que algunos asumen con satisfacción pero que para otros suponen nuevos retos.

Es mucho el esfuerzo que sin darnos cuenta el niño de cuatro años realiza en el colegio cuando sube al “pasillo de arriba”. La relación con los compañeros ha evolucionado pero hay que integrar muchas cosas y unos pocos compañeros nuevos que enseguida se unirán al grupo. Entre juegos, risas y algún pequeño susto de desorientación, se emocionaran con todo ¡Ya pueden beber en la fuente! Al fin y al cabo el esfuerzo merece la pena.

La adaptación de los niños de la clase V al nuevo curso es una continuación de su experiencia en cursos anteriores, en los que se respetan sus tiempos y evolución natural. Conocen el entorno escolar, se sienten seguros en él y tienen la suficiente autonomía para moverse libremente por las instalaciones y pasillos del Colegio. En pocos días pueden asumir con independencia distintas actividades. Uno de los valores que se intenta desarrollar en este curso es el de la responsabilidad. Por eso los niños de la clase V, como los “mayores” de Infantil, van a desempeñar la función de “hafices” ayudando tanto a alumnos como a profesores en la organización de la Sección. En todos los grupos niños nuevos que, con ayuda de sus compañeros, van a sentirse rápidamente parte de “Estudio”.

 
Compartir