Home / Noticias / Las Clases 17 visitan La Audiencia Provincial de Madrid

 

Durante los meses de abril y mayo los alumnos de las clases 17 visitan la Audiencia Provincial, una salida que se realiza desde hace más de una década. La actividad pretende poner de manera directa en contacto a los estudiantes con las instituciones fundamentales del Estado a la vez que las estudian en las asignaturas de Historia y Filosofía.

Audiencia_17

El profesor de Filosofía desde hace más de veinte años, José María Gómez de Zamora,  se pone en contacto con la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial  y recibe los escritos de acusación de los juicios que pueden resultar más interesantes para enseñar a los alumnos: delitos contra la salud pública, estafas, homicidios, lesiones.

En clase después de su lectura, se aborda la exposición del caso, su desarrollo y la experiencia de un proceso que se resume en la expresión de impartir justicia.

Ya familiarizados con lo que van a ver los alumnos cuando llegan a la sala, aprovechan mejor las explicaciones que les ofrece, antes del inicio del juicio, alguno de los miembros del tribunal.

Asistir a un juicio acerca a nuestros alumnos de forma personal y directa con las nociones de justicia, verdad, inocencia, culpabilidad, condena, asunción de responsabilidades.

Ataviados con sus togas negras los jueces, el fiscal y el secretario judicial, entra en la sala el acusado, escoltado por dos policías nacionales si viene de prisión provisional, se sienta frente al tribunal, escucha los cargos del que se le acusan y declara, si así lo desea ( pudiendo negarse a declarar si es su voluntad)  y respondiendo a las preguntas que se le formulan; a continuación  tiene lugar la parte del juicio que más impresiona a los alumnos, los interrogatorios a los testigos, “¡qué diferente resulta la realidad según quién sea el narrador!” comentan nuestros chicos. Más tarde es el turno de los peritos, psiquiatras, forenses, policías, y sus explicaciones técnicas. Y para concluir con el proceso llegan las conclusiones finales, a definitivas, del fiscal y del abogado defensor, el derecho a la última palabra del acusado y visto para sentencia.  La policía se lleva al acusado de la sala, todos van saliendo y los alumnos permanecen callados y sentados.

El juez se acerca entonces a los alumnos para atender sus preguntas y les da una pequeña clase magistral de derecho penal y filosofía moral: la presunción de inocencia, pero también la prisión provisional; el derecho a una defensa digna, independientemente de los hechos que se le imputan al acusado; la importancia de la imputabilidad o no de los hechos en acusados que presentan problemas mentales; la condena en función del delito cometido; el principio de humanidad de las penas; la rehabilitación; la institución del jurado; las garantías procesales; el cumplimiento de la ley y la aspiración de hacer justicia.

Todo ello no sería posible sin la colaboración tan entusiasta de jueces, fiscales, secretarios judiciales, que se vuelcan con los chicos y les ofrecen su tiempo y sus conocimientos.

 
Compartir