Home / Noticias / Clases IX: Visita Museo Postal y Telegráfico

 

Vivimos en la era de la Comunicación y de las Nuevas Tecnologías. En el siglo XXI todo es rápido. Cuando queremos comunicarnos con alguien, el teléfono, el correo electrónico, los chats… nos permiten hacerlo al instante. El tema troncal de la clase IX, “No vivo solo”, es una ventana que invita a los alumnos a la observación del entorno social. Nos gusta hacerlos ver que no siempre es necesaria la inmediatez. A los nueve años, la impaciencia propia de la edad nos permite trabajar con ellos la espera.
En clase leemos un texto de Pedro Salinas, El gran invento de la carta, en el que sostiene que “la carta es, por lo menos, tan valioso invento como la rueda en el curso de la vida de la humanidad”. También nos hace reflexionar sobre otro tipo de comunicación más personal que rápida, más emotiva y sosegada que impulsiva… “un entenderse sin oírse, un quererse sin tactos, un mirarse sin presencia…”


Los alumnos de las clases IX escribieron una carta, continuando con el tema de los Medios de Comunicación, aprovechando el entorno social y la proximidad al colegio, visitamos el Museo Postal y Telegráfico, que se encuentra a dos manzanas. Durante el mes de marzo, las cinco clases realizan la visita de forma individual, saliendo alrededor de las 10’30 de la mañana y volviendo para comer.


En este momento de trabajo es muy oportuna la visita al Museo Postal y Telegráfico. En este pequeño museo hacen un recorrido histórico. Allí pueden disfrutar con las piezas (uniformes de carteros, viejas bicicletas, cartas con jeroglíficos, buzones antiguos, colecciones de sellos curiosas…) y ver un documental didáctico. Esta visita despierta la curiosidad y provoca en ellos una reflexión sobre lo antiguo y lo moderno, sobre el paso del tiempo y los avances tecnológicos que hacen posible una vida más fácil.

Los niños en el museo, experimentan la ilusión de escribir y recibir una carta. Se les motiva a elegir el papel, comprar un sello y enviar un mensaje por correo tradicional. A clase van llegando las cartas que los niños reciben en sus casas y desde el aula enviamos también un correo electrónico al director del Colegio, Luis Jerónimo, en el que dan las gracias por todo aquello que les encanta del Colegio y en el que se atreven a hacer sugerencias sobre nuevas actividades, reformas arquitectónicas y propuestas para el menú del comedor. De nuevo aquello que “estudian” en clase está unido a su entorno más cercano, a la vida. Luis Jerónimo les responde inmediatamente, también por correo electrónico: “¡Señorita, esta respuesta sí que llega rápido!”.  Después, el director habla con los alumnos, clase por clase, para comentar la experiencia.

 
Compartir