Home / Noticias / Auto de Navidad 2017: legado, tradición y aprendizaje colectivo

 

Los días 20, 21 y 22 de diciembre se representaron en el auditorio de “Estudio” las diferentes funciones del Auto de Navidad, una representación teatral compuesta por una antología de textos de extraordinario valor literario, una esmerada recopilación de una herencia musical olvidada, un diseño de una escenografía original y al mismo tiempo de raíz histórica, un vestuario rescatado tanto del ámbito popular como de la iconografía artística y una pautada coreografía respetuosa tanto con lo rural como con lo culto. Y es también una tradición que las fundadoras de “Estudio” se empeñaron en mantener con dedicación y entrega, y que así continuamos haciendo.

El Auto es, sobre todo, una función escolar, una actividad que forma parte del quehacer diario de la vida del Colegio con la que queremos que los alumnos desarrollen ciertas destrezas, habilidades y conocimientos adquiridos. Entran en escena más de seiscientos alumnos.

Se trata de una tarea colectiva muy laboriosa a la que se entregan todos los que forman parte de “Estudio”, desde el personal de mantenimiento o limpieza que monta un escenario o quita el polvo a una silla, las secretarias que se ocupan de las tareas organizativas y de información, los empleados de la cocina que atienden la cafetería, las costureras que hilvanan una cinta o planchan un pañuelo hasta, por supuesto, todo el equipo de profesores, tanto aquellos que enseñan a decir unos textos y pautar unos movimientos, a entonar bien unas canciones o medir con precisión unos pasos de baile, como aquellos otros que permanecen en sus clases con la tarea docente, mantienen el orden en un pasillo, vigilan una puerta, ordenan la circulación o visten, maquillan y peinan a los actores.

Y, por encima de todo, la labor entusiasta de los alumnos: la de los que aparecen en el escenario y participan en el coro, o la otra, menos visible pero no por ello menos importante, la de los hafices que acomodan al público, o la de los traspuntes que avisan cuándo salir a escena. Un sinfín de tareas, grandes y menudas con el respeto hacia todos y un gran espíritu de colaboración como pilares básicos que transmitir a nuestros alumnos.

El Auto de Navidad es tradición y legado, pero es, además, una obra colectiva nueva e inédita de cada curso escolar. Si la mantenemos así es porque consideramos todavía vigentes los valores educativos que le otorgaron sus creadoras en los lejanos años cuarenta.

Texto entresacado de: Comité Pedagógico de Estudio (2008). El “Auto”: legado y tradición. Auto de Navidad del Colegio “Estudio”, ADANAE, pp. 13-14.

Todas las fotografías: Mónica Porres

 
Compartir