“Desde sus comienzos, “Estudio” ha considerado parte importante del proceso educativo al fichero, apoyo muy útil para conseguir el objetivo de continuidad y coordinación disciplinadas. El fichero no pretende sustituir al cuaderno de ejercicios, ni al libro de consulta. El fichero es un archivo que obliga a un orden de clasificación. En él tendrán cabida la simplificación de aspectos básicos de las nociones, los ejemplos más significativos seleccionados entre los ejercicios previos, los trozos literarios y las ilustraciones más variadas y ampliatorias en progresión gradual de adquisición. El enriquecimiento progresivo del fichero estimula la iniciativa personal (fichas llamadas autónomas) La revisión periódica de los ficheros, orientada por los profesores, ayuda al alumno a tomar conciencia de sus avances, a la mayor complejidad de clasificación. La consulta de un fichero bien ordenado es siempre instrumento muy manejado por los alumnos en sus trabajos, en sus ejercicios de repaso, etc.”

Texto Carmen García del Diestro Archivo Histórico Fundación Estudio

 
COMPARTIR